La integración de un clima industrial portátil es solo el primer paso hacia un cambio de percepción en su modelo de negocio. No es sencillo gestionar una empresa fabricante, que tiene la responsabilidad social de abastecer el mercado con productos de primera necesidad. Pero, precisamente por un compromiso de esa índole es indispensable que inviertan en su imagen de marca, migrando hacia las energías limpias. El fomento de recursos renovables conlleva un gran número de beneficios que hay que considerar: por un lado, mitigan la emisión de gases de efecto invernadero, lo que ya es un problema serio en nuestro país, y contribuyen a la diversificación de la industria, favoreciendo la seguridad energética.

La temperatura en ambientes productivos ocupa un rol muy importante, quizá definitivo para generar rentabilidad y mantener su imagen de marca. Desde hace poco menos de una década, México se ha fijado metas a corto y mediano plazo para incorporar energías limpias a los procesos productivos. En Branatech, empresa especializada en la venta de productos que operan mediante energías alternativas, mantenemos ese compromiso y aunamos esfuerzos para que cada vez más organizaciones sean parte de ello, sin verse afectadas desde su aparato interno de fabricación.  Y es que no nos resulta ajeno el hecho de que las economías latinoamericanas son intensivas en el uso de energía, por lo que un paso adelante en la transición es más esencial que nunca para moldear el futuro económico.

Momento de cambio

Como especialistas de un sector que está en contacto directo con el complejo modelo bajo el cual funciona la productividad industrial, podemos decir, sin temor a equivocarnos, que las energías renovables son el presente, así como un puente hacia el mañana. Cuidar el planeta y sus valiosos recursos es más imperativo que nunca y, si bien los ciudadanos de a pie podemos aportar nuestro grano de arena para evitar un daño mayor, son las grandes corporaciones y las casas productoras que suplen el mercado con sus productos, quienes tienen el mando en sus manos para entregarle a la generación de relevo un mundo mejor.

No se trata solo de una filosofía que ha venido ganando terreno, capitalizándose para abarcar nuevos mercados y rentabilizar la idea de que hay que cuidar el planeta. Palabras como «contaminación», «emisiones tóxicas» y «gases de efecto invernadero» son una realidad que trasciende la propaganda y la bandera de una nueva era. Basta con una breve retrospección para entender la importancia de lo que está sucediendo y que hay que alentar ese cambio todo cuanto sea posible, dejando de depender y empezando a innovar.

Más allá del «aceite de piedra»

Hasta hace menos de veinte años, el mundo entero tenía absoluta certeza de que el petróleo era la fuente de energía por excelencia, el mejor camino hacia el crecimiento económico. Las guerras se gestaron por tener su control, grandes mandatarios cayeron y sistemas de gobierno radicales se alzaron para mantener su monopolio global. En algunos países se habló de reservas por trescientos años, construyendo su porvenir sobre cimientos inestables, sin sospechar que la economía mundial sufriría un giro inminente.

Ahora, fuentes de energía alternativas, como la eólica, solar y eléctrica, han venido desplazando al petróleo poco a poco, demostrando con ello que no es necesario contaminar para producir. En Branatech lo tenemos claro, y no solo porque somos una de las compañías líderes en el país en venta de clima industrial portátil y otros sistemas de enfriamiento de alta calidad que procuran no incidir de manera negativa en el medio ambiente, sino porque hemos incorporado a nuestro sistema de valores organizacional un enfoque que permite suplir las demandas de mercado con tecnologías de calidad, sin ser parte del problema.

Beneficios que no pueden ignorar

El hecho de comprometerse con el uso de sistemas de energía limpia, como el clima industrial portátil, tiene muchos efectos positivos en diferentes giros de negocio. Migrar a los paneles solares o la electricidad contribuye a reducir las emisiones de dióxido de carbono, mejora la calidad del aire que respiran en sus espacios de trabajo, ayudan a mantener en buenas condiciones los recursos naturales no renovables, como el agua; disfrutan de una fuente inagotable de energía para su cadena productiva que suele ser más económica a largo plazo que lo tradicional, generan nuevas fuentes de empleo, no tienen que custodiar residuos, no generan desechos difíciles de tratar y no afectan su salud.

De modo que, al conocer las numerosas ventajas derivadas de las energías renovables, no resulta extraño que tengan una gran importancia para el futuro de nuestra sociedad, siendo las piedras angulares del cambio a un nivel que es la base de todo: el sector industrial. Es por ello que les estamos dando un gran impulso, porque apostar por energías limpias es generar un aporte vital para garantizar un mejor futuro para las próximas generaciones.

Coticen sus equipos en Branatech

Somos una empresa de amplia trayectoria que busca poner a su disposición solo los mejores productos, porque su satisfacción es nuestra prioridad. Si están buscando un clima industrial portátil que sea eficiente y duradero, pueden solicitar una cotización a través de los teléfonos (55) 5574 9734 y (55) 5264 5077 o al correo info.branatech@gmail.com.