¿Cómo saber si el edificio es un espacio saludable?, esto es importante ya que la calidad del aire está íntimamente relacionada con una buena salud. Además, mantener un buen estado del aire mejora la salud y también trae beneficios como una mejor productividad y por lo tanto más ingresos. Una de las herramientas para lograr un buen aire ambiental es el uso de aire acondicionado industrial.

Un aire interior y su calidad será determinado de acuerdo con sus contaminantes, la temperatura, la humedad y factores similares que afectan la salud o la comodidad que proporciona. Mantener un buen aire conlleva tener un edificio con un sistema de calefacción, de ventilación y aire acondicionado.

Por lo tanto, es necesario verificar si se cuenta con un buen sistema de ventilación o si por el contrario está sucio o húmedo. Si dentro del edificio hay mucha humedad, si existen fuentes de contaminantes en el interior. También si cuenta con una buena filtración y limpieza del aire o si la ventilación es eficiente.

Ventajas de un buen aire interior

Hay que tener cuidado ya que cuando se trata del aire interior los contaminantes no suelen ser tan obvios y claros como en el exterior, por ejemplo, cuando vemos un auto que arroja humo por el escape. De cualquier forma, estamos expuestos a ellos y resultan problemáticos. Afortunadamente, es posible tener un mayor control en los interiores, por ejemplo, la implementación de climas Industriales ya es un avance y contribución a un aire de mejor calidad.

Un aire contaminado tiene un gran potencial para enfermar a las personas de las vías respiratorias. Además, la contaminación no solo es la que se encuentra en el interior como los gases o el moho, también está la que entra del exterior, lo cual no podemos controlar y su contaminación puede variar de acuerdo con el sitio en donde vivamos.

Un beneficio directo de una calidad de aire óptima es el aumento de la productividad, menos ausentismo, mejoramiento en el desempeño e incluso menos rotación de personal.

Es posible que dentro de una oficina no esté en contacto con químicos o con fuertes aromas que comprometan su respiración. Sin embargo, la idea de una respiración agitada e incómoda es la sensación exacta cuando se trata de contaminantes dentro del aire. Cuando no se puede respirar bien la concentración no es la misma.

La salud de los trabajadores es importante, y no solo porque eso le traerá beneficios monetarios, sino porque ellos son el recurso más valioso que tienen las empresas. Además, mostrar este liderazgo también lo beneficia en general, al mismo tiempo que ocuparse y dar prioridad a sus trabajadores es preparar su negocio para el futuro, y su empresa obtiene una buena reputación y beneficios a largo plazo. Así como invierte en energías alternativas para obtener beneficios a largo plazo, priorizar a sus empleados va por el mismo camino.

Además, una buena calidad en el aire hace que los empleados estén más cómodos y por lo tanto más felices y en consecuencia que la productividad sea mejor. En cambio, cuando el aire es malo esto afecta su desempeño en las horas de oficina, pues les cuesta más concentrarse, las ganas de permanecer en el espacio no son muchas por lo que pueden hacer las actividades rápido para terminar pronto sus labores e irse. Pero esto no significa que las tareas estén bien hechas.

Cuando mejor ventilación haya en el edificio la condición del aire será mejor y la salud también, por lo tanto, la productividad aumentará. Una empresa que cuida de sus instalaciones y de la salud de sus empleados atrae y mantiene mejores trabajadores. En definitiva, retiene retener el talento que la empresa necesita.

Qué hacer para un aire de calidad en la oficina

El aire acondicionado industrial puede ayudar a un mejor aire, si junto a eso implementa un sistema de ventilación y de calefacción tendrá un buen equipo para dar batalla a los contaminantes del ambiente interior. Esto puede mitigar y potencialmente eliminar muchos contaminantes comunes del aire, dando mejor calidad en el aire.

Es preciso que elimine los sistemas de ventilación sucios, así como los que están húmedos. Lo que busca es traer aire limpio y en cambio expulsar el aire contaminado y filtrar.

Hay que tener presente que la ventilación no es la misma en todos los edificios, ya que habrá que estimar las necesidades de oxígeno para niveles de actividad más altos, lo cual puede indicar que espacios como gimnasios sea necesario más ventilación.

Asimismo, los filtros tienen la función de ayudar a eliminar la mayoría de los contaminantes transportados por el aire. Tienen la capacidad de atrapar polvo, partículas grandes y pequeñas, moho, bacterias, polvo, entre otras.

Finalmente, un aire de calidad en el interior aumenta la salud de los empleados, la experiencia en el edificio es mejor, también ayuda a un mejor rendimiento y aumento de la productividad, el ausentismo deja de ser un problema, y en definitiva se consiguen mejores resultados.

En cambio, un aire de mala calidad deteriora la salud, al mismo tiempo que la productividad, el rendimiento disminuye y el ausentismo aumenta, y por lo tanto las pérdidas para las empresas son muchas. Si tiene dudas sobre qué equipos pueden ayudarle a mantener un ambiente sano y un aire de calidad, pregunte a su proveedor, también considere cuáles son sus necesidades y cómo está el resto de las instalaciones.

Estos aspectos son importantes al momento de la compra de equipos, ya sea aires acondicionados, humidificadores, o alguna unidad de control de humedad y temperatura. Recuerde que las ventajas de un buen aire son muchas y en un espacio limpio todos ganan.

En Branatech somos expertos en aire acondicionado industrial, encontramos una gran variedad de modelos que satisfacen sus necesidades, tenemos aires acondicionados portátiles, de ventana, paneles solares, y más. Entre a nuestra página para consultar todo el catálogo de productos que tenemos: branatech.com. Para más información acerca de nuestros productos llame al número (800) 942 6835.